Autofin fraude


Aunque la propaganda de Autofin anuncia prestamos sin aval, en el contrato se establece que se requiere un “Fiador”, que es lo mismo que un aval, en caso de que el solicitante no pueda responder con una propiedad del doble del valor del plan de autofinanciamiento solicitado, en el momento de la adjudicación. Esto es sin importar el tiempo que tenga ya aportando las mensualidades establecidas.
La mayor parte de los solicitantes de prestamos no pueden cumplir con este requisito y terminan cancelando el contrato, con grandes perjuicios para ellos.


La penalidad por atraso de un pago mensual en un plan de autofinanciamiento en AUtofin es 3 veces mayor que la penalidad vigente en cualquier banco mexicano.
Si esta fuera de 8% en cualquier banco, en autofin seria 24% o mas.

Con un atraso de dos mensualidades, Autofin rescinde el contrato inmediatamente, y solo le regresa al consumidor una pequeña fraccion del total de las aportaciones que ha dado hasta la fecha.

Esto es verdad aun cuando todavia el consumidor NO ha recibido ningun prestamo o credito todavia.


El hecho que los vendedores de autofin mientan no es legal ni permitido por la ley mexicana, como ellos aseguran.
Solamente es impune por el deficiente sistema judicial mexicano, que considera que las palabras habladas no tienen validez.

La justicia mexicana siempre se inclina hacia la parte que tiene mas dinero y puede pagar mas por sus intereses.

PROFECO dice que es dificil sostener la queja de engaño porque ellos solo se basan en lo que esta escrito en el contrato, y las palabras habladas no pueden ser tomadas en cuenta, a menos que se tenga un registro, como una grabacion de sonido o video, ademas de dos testigos presenciales del momento en que los vendedores dijeron mentiras.

Con estas exigencias, es muy improbable que los consumidores engañados tengan las pruebas que se necesitan para poder demandarlos.

Autofin tiene el camino abierto para seguir mintiendo y engañando a los consumidores sin ninguna restriccion legal en Mexico.

Ha sido asi por ya mas de 30 años.


Los vendedores de autofin mienen para covencer al solicitante a firmar el contrato que resulta ser una trampa para el consumidor.

Los vendedores son entrenados para ello, mediante cursos que les dan, que ellos mismos inventaron.

Autofin dice que sus practicas de embaucamiento son legales, y que pueden mentir cuanto sea necesario ya que si el consumidor firma el contrato, toda responsabilidad del engaño desaparece para ellos en ese instante.


LA ley da solo 5 dias despues de firmar el contrato de Autofinanciamiento para poder darse cuenta del engaño y cancelar sin perder el dinero aportado.
Autofin trata de esconder el contrato firmado durante este periodo, y se resiste a los intentos de cancelacion, y aun asi cuando el firmante cancela a tiempo, el regreso de dinero se hace hasta 60 dias despues.


El Modus Operandi
de los Defraudadores de Autofin

[pagina en construcion]
El local de Autofin.
En cada oficina o local comercial de Autofin,  siempre hay un auto y una moto en exhibición, para llamar la atención de los clientes.
Estos están rodeados de propaganda falsa y engañosa: “Prestamos sin Aval y sin Intereses” y remarcando : No se consulta el buro de crédito
Lo de no consultar el buro es lo único que es verdadero, después  de todo, el que debería checarles su reputación es el consumidor a ellos.

Método de venta

Cuando un necesitado de dinero entra al lugar, preguntando por informes de prestamos sin aval y sin intereses. se le recibe con mucha pompa y atención.
Se le pregunta que es lo que esta buscando, y se usa esa información para hacerle creer que ellos lo tienen.
Los vendedores están entrenados para convencer al incauto cliente para que firme, aquí y ahora, sin importar lo que digan o como lo hagan.
Si el cliente dice que quiere un préstamo inmediato, se le promete eso. Si dice que no tiene aval, se le dice que no lo necesita.
Cada contrato firmado les representa una comisión jugosa que puede ir de los 2 mil a los 5 mil pesos o mas para el vendedor.
Este dinero es parte de lo que jamas va a volver a ver el consumidor engañado.

Lo que los vendedores dicen.
Le aseguran que no es un sorteo, que el dinero se le entregara en 30 días, o 45, o 3 meses … etc. según lo que el cliente les haya dicho que necesita.
Que es un préstamo en efectivo, y que lo puede aplicar donde el cliente desee.
Les dicen que no se paga intereses, que no necesitan aval, en caso de los carros, que tienen asegurada la entrega rápida si adelantan un tanto de mensualidades, etc.
Si acaso aun tiene dudas, le aseguran que si se llega a arrepentir del contrato, se le devolverá integro su dinero aportado a la fecha.

Lo que los vendedores no dicen.
Lo que no dicen es que nunca se asegura una entrega inmediata, sino que pueden ser hasta 6 años o mas cuando resulten agraciados con una adjudicación, que SI se necesita aval si no se tiene alguna propiedad para responder por el eventual falta de pago, (del doble del valor del bien a adquirir). Que se le cobran “derechos” para poder darle un cheque después del sorteo.
Que se cobra una cuota de “inscripción” adicional a los pagos programados y los gastos de “administración” o manejo de cuentas, de seguros por si dejas de pagar que ellos cobren a la aseguradora, el iva , y una serie de cargos con definiciones oscuras que toman el lugar de los “intereses” que no cobran,,
Es notable que no te dicen es que tienes tan solo 5 días después de firmar para poder cancelar y recuperar el dinero.
La condusef reglamenta que las autofinanciadoras no pueden prestar dinero en efectivo, solo pueden ofrecer bienes en venta.
ver: http://www.condusef.gob.mx/index.php/instituciones-financieras/otros-sectores/643-autofinanciamiento

Los vendedores, o “promotores” como se hacen llamar, no son contratados directamente por autofin, sino que se valen de un subterfugio para protegerse de las numerosas demandas, que es el de contratar a una compañía fantasma de reclutamiento de personal.
Así, los vendedores no son empleados de autofin, sino de alguna compañía de turismo o otro giro irrelevante.

Cuando el consumidor les pide identificarse, se ponen a la defensiva, y escriben en un papelito: “Lic Fulanita” seguida de un numero celular que nunca tiene servicio de linea.

En caso de que un defraudado demande, no va a tener el nombre del vendedor, y si acaso lo obtiene por su propio medio, no podrá demandar a Autofin, sino solo a la compañía fantasma.

Los vendedores son entrenados con métodos propios y con la premisa de lograr que el cliente firme aquí y ahora en cualquier circunstancia sin importar como lo consigan. Por cada firma que consigan, se les paga una jugosa comisión.
Son métodos que nadie se los ha contado, sino los han desarrollado ellos mismos. O es lo que ellos dicen…

La firma del contrato.
El vendedor te pide el pago de la cuota de inscripción por adelantado, para lo cual emite un recibo provisional.
Después te pide unos papeles como acta de nacimiento u otras identificaciones Te citan para dentro de 3 días o una semana después.

Llegado el día, te dicen que fue autorizada tu petición, les muestras los papeles que te solicitaron y te muestran el contrato indicándote donde lo tienes que firmar.

Confiando en las palabras de amable vendedor, firmas el contrato donde se te indica. (!)

Aun si tienes dudas, y preguntas porque el contrato dice que es un sorteo y el vendedor dijo que no, (o algún otro dato que te hayan mentido),
la contestación típica es que eso no aplica para tu caso sino es para otros casos, que no debes preocuparte por eso.

Se retira el contrato, sin darte copia, y se retiene para mandarlo a “Monterrey” a ser autorizados por algún personaje de allá.
Te citan para una semana o 2 después.  o hasta que te hablen de Monterrey.

Después de unos 15 días a un mes te hablan diciendo que se te autorizo el contrato, y te dan los detalles del mismo.

El reclamo del Cliente.

Al recibir los detalles del contrato, te puedes dar cuenta que lo que dijeron los vendedores no corresponde a lo que dice el contrato.
A veces el engaño no sale a relucir hasta varios meses después , cuando el cliente espera la entrega del prometido “cheque” y nunca llega.
Si hablas por teléfono a monterrey, niegan todo lo que el vendedor te haya prometido, y se desentienden de cualquier responsabilidad del engaño.
“Si usted desea vaya y cancele su contrato en la oficina donde lo adquirió” te dicen despóticamente, no sin antes preguntar:
Ya ha firmado usted la “papelería”? (vg. el contrato?.) que es lo que realmente les interesa.

Vas al local de Autofin donde te timaron y les reclamas lo sucedido.
Ahora te tratan en modo de ” No puedo hacer nada por usted”.

Las típicas respuestas son:  

“No hay nadie que pueda atender su queja”, venga dentro de dos semanas…
Usted tiene la culpa por no haber leído el contrato antes de firmar…
Hay riesgos en pedir prestamos con nosotros..
Usted vino por su propia voluntad, nosotros no lo obligamos…
Si el vendedor lo engaño, entonces demandelo a el, ( o ella) no a Autofin…
“Todo esta en el contrato: Usted acepto ser robado.”



La cancelación del Contrato

Te hacen llenar un papelito que donde solicitas amablemente la cancelación del contrato y donde  te preguntan el por que .
Notablemente, el formatito no lo firman ellos ni le ponen fecha. Esto es importante porque les da a ellos  la oportunidad de invalidarlo en caso de una disputa legal, y pueden alegar que fue escrito después de los 5 días de gracia que menciona el contrato para poder recuperar el dinero.
También les da la oportunidad de NEGAR la cancelación, si así les conviene a ellos.
Como ya pasaron los 5 días de gracia, pierdes el dinero aportado. Y estamos hablando de cantidades grandes.
Frecuentemente, el encargado de la oficina acepta el hecho que los vendedores mienten, pero aun así niegan la invalidación del contrato pues lo consideran como el botín  del día.

Así es como autofin obtiene la gran mayoría de sus utilidades, no por los réditos del dinero que presta, sino por el dinero que obtiene gratis de las cancelaciones de los prestamos no otorgados. Cual otro negocio podrá ser mas productivo? ninguno.
Autofin gana y usted… Pierde.